¿Permitir que el perro se suba al sofá?

Es sabido que en cada casa rigen normas diferentes. No es ni bueno ni malo, es una decisión que se debe tomar a NIVEL FAMILIAR.

De poco sirve que Mengano le incite a subirse si a los dos segundos Fulano le pide enérgicamente que se baje de ahí.

Tampoco tiene sentido no permitirle subir cuando estamos nosotros en casa, pero cuando le dejamos solo en casa tiene libre acceso al mismo.

Sea como sea, si le permites subir, disfrutaréis de momentos maravillosos juntos, pero si no le está permitido, aseguraos que NO PUEDA HACERLO NUNCA (sin usar la voz ni mucho menos castigo, simplemente bloqueando el acceso al mismo), estemos o no estemos en casa, y si somos persistentes, entenderá que no es una opción hacerlo.

Cabe destacar que los perros no son tontos, si las camas de perro fueran igual de cómodas que los sofás, los humanos tendríamos camas de perro tamaño XXL que saldrían mucho más baratas. En caso de no dejarle, asegúrate que la cama sea lo suficientemente gorda como para que fuera como si descansara en el propio suelo, y ¡¡que no falte una almohada o cojín para el cuello!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: