Que un perro te huela no significa que quiera que le acaricies

Es muy común ver por la calle perros que se acercan a olisquear la pierna o mano de un desconocido, este automáticamente va a acariciarle y el perro se echa para atrás o se pone a ladrar.

Los perros son curiosos por naturaleza, y es una fantástica noticia que se atrevan a aproximarse a desconocidos.

Pero debemos entender que aunque sean seres sociables y maravillosos, no todos están preparados para que un desconocido les de cariño “sin invitarle a un café”. No demos por sentado que todos los perros son iguales, cada uno es un ser con su mochila (más grande o más pequeña) y sus propias preferencias.

A los humanos nos encantan los abrazos, pero si estamos en el metro cerca de otra persona, cruzamos la mirada un segundo y nos intenta dar un abrazo, posiblemente le pidamos que no lo haga 😊

¡Recuerda! Antes de acariciar a un perro que no conocemos, pregunta a su propietario.

Desconocemos por completo su historia, y es posible que se muestre inseguro y empeoremos su visión del ser humano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: