Proyecto PATIO DE RINCONES

Un albergue nunca debería convertirse en la casa definitiva de los animales. Les queremos y nos quieren con locura, pero no se puede competir con el calor de un hogar. Por ello, una de las grandes funciones que debería tener un refugio es prepararles para su nuevo comienzo de vida.

Sé de primera mano que los cuidadores y residentes de las protectoras no dan a basto, y cuando tienen un rato lo dedican a acompañar a sus protegidos. Tras mucho pensar, y después de hacer una revisión bibliográfica sobre el tema se han ido juntando piezas para una solución que puede beneficiar tanto al humano como al peludo: LOS RINCONES.

No se trata de inventar la rueda, no es más que aplicar los conocimientos de las hermanas Agazzi, Montesori o Decroly entre otros, uniendo psicología, psicopedagogía y educación canina para dar con la clave para ir un paso más en el bienestar de nuestros animales.

El patio de los rincones surge tras la revisión de los principios que se buscan en los niños humanos: el principio de actividad (física e intelectual), principio de interés (motivación), principio de individualización (cada uno tiene necesidades diferentes), principio de socialización y principio de globalización. Van muchas décadas en las que las aulas por rincones se aplican en el día a día en las etapas infantiles. Mi pregunta… si el albergue debe cumplir entre otras la función de colegio para los perros, es decir, prepararles para el futuro, ¿porqué no aplicamos un patio de rincones para los chuchos?

Tras darle muchas vueltas (y las que quedan), se va iniciando un pequeño «borrador» de lo que podría ser un proyecto innovador que se podría aplicar en cualquier albergue que desee dar un paso más allá. En el mundo canino tenemos las pistas de confianza de Linda Tellington, pero al final no deja de ser un rincón de una zona de lo que planteo. Actualmente se han determinado diferentes zonas (socialización, elementos comunes, estimulación…) con sus respectivos rincones. Se irán ampliando poco a poco (no tiene fin) pero de momento podemos destacar:

Rincón del arnés: el peludo debería saber lo que es un arnés de un modo amable, sería un error que sus primeros contactos con uno fuera el momento de irse con su nueva familia (bastante miedo tendrá de por si). En el video vemos arneses que no son los ideales, pero para el proceso de habituación son muy poco invasivos. A medida que el perro se sienta cómodo con él, podremos pasar a otros en tipo H o Y.

Rincón del bozal: hay determinados perros que por la ley actual (en proceso de cambio) están obligados a salir a la calle con bozal. Por otro lado, es muy posible que en algún momento de su vida el chucho deba llevar bozal (visita dolorosa al veterinario…). ¿Y si le enseñamos cuando no hace falta que el bozal no es algo de lo que preocuparse? ¿sería mejor por si en un futuro lo necesita no?

Rincón de Espejito Espejito: aquí tenemos varias funciones. Por un lado, estimulación pura y dura (por no enrollarme más). Por otro lado… ¿cuántos perros salen del albergue sin atreverse a entrar al ascensor o pasar por delante de un escaparate? Si nunca se han visto reflejados, no podemos esperar que no se mueran de miedo cuando lo hagan en un entorno que de por si no conocen.

Rincón del H2o: zona recreativa y de estimulación con agua (para tiempos más cálidos).

Rincón de Pensamiento divergente: trabajemos la creatividad, autoestima y funciones ejecutivas entre otras para que los perros se sientan más seguros consigo mismos, y si encima les estimulamos y pasamos un buen rato mejor que mejor.

Rincón del laberinto (del fauno): más adelante enseñaré fotos. La idea es crear «paredes» móviles con cajas de fruta con diferentes orientaciones. Por un lado trabajamos diversos aspectos cognitivos, pero a su vez de este modo vamos a poder implementar rutinas de olfateo a diferentes alturas (lo entenderéis mejor cuando esté montado).

Rincón de Relax: chillout para perros y personas, poder simplemente estar un rato con los peludos sin hacer nada, únicamente sentarnos-tumbarnos y darnos compañía. Enseñar a los perros que estar con un humano no significa tener que hacer algo es un aprendizaje complicado en muchos albergues.

Rincón de propiocepción: se ha creado una estructura con ruedas fantástica, pero se irá completando con cavaletti, diferentes tablas y texturas más o menos estables… Al igual que en los niños, los beneficios de la Psicomotricidad es esencial para el correcto desarrollo tanto físico como cognitivo, además de los propios procesos de autoestima y autoconfianza. ¿Otro punto positivo de las ruedas? Tenemos una lickimat gigante 🙂

Rincón de limpieza-manipulado: el perro debe ir conociendo lo que es un peine, un cortauñas, qué se siente cuando le manipulan las orejas para limpiárselas en un futuro, sensaciones de que te cojan una patita para revisarte si tienes una espiga… habituación en estado puro AL RITMO QUE EL PERRO QUIERA.

Rincón de transportín-jaulon: no lo malinterpretéis, no será para que pueda pasarse muchas horas «en una cueva donde se sienta seguro en su nueva casa» y así no destroce nada. TON-TE-RÍ-AS. El objetivo es similar al del bozal: al final el perro se expone a estas situaciones cuando le van a hacer daño o no se encuentra bien. Que el perro tenga la oportunidad de meterse y salir sin que pase absolutamente nada, o incluso que vea que la puerta se cierra y se abre y ya está podrá hacer que se habitúe de cara a cuando lo necesite de verdad sin añadir más miedo o estrés a la situación que pueda tener.

No propongo un rincón específico de terapia olfativa pues al final aprovecharemos todo el espacio para ello.

Todo ello se establece dentro de su patio de salida habitual. No se trata de que todos los días los perros pasen por todos los rincones, se trata de ir aprovechando periodos de acompañamiento para hacer pequeñas exposiciones (muy breves y placenteras) que gota a gota y con un humano de confianza pueda prepararle mejor para su vida, crezca como individuo, presentarle un poco más el mundo exterior y que salga creyendo que puede afrontar lo que sea por si mismo.

No se han terminado de montar estos rincones y ya hay pensados muchos muchos más (elementos de vida cotidiana, la temida bicicleta…) 🙂

¿No sería fantástico que todo esto se llevara a cabo en un albergue? ¿No sería también fantástico que esa protectora diera formaciones gratuitas a los adoptantes? ¿No sería más fantástico aún que también se formara de manera gratuita al voluntariado? ¿No sería ya el colmo que los animales fueran tratados con respeto, con total ausencia de correcciones y castigos, y se preocuparan de verdad por ellos? ¿No es fantástico El Campito Salvando Peludos? Hazte voluntari@ y tendrás la oportunidad de formar parte de esto y mucho más 🙂

Por ellos 😉 Espero que os guste la idea

NUEVO VIDEO ACTUALIZADO PINCHANDO EN EL ENLACE DE ABAJO 🙂
https://educacioncaninapositiva.com/2021/12/05/actualizacion-v2-patio-de-los-rincones/

One Comment on “Proyecto PATIO DE RINCONES

  1. Pingback: Actualización v2 PATIO DE LOS RINCONES – Educación canina 100% amable

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: